En la mayoría de países de occidente el mes de diciembre representa la mejor época para compartir con la familia y descansar para recibir el año con nuevos propósitos. Aunque en una buena cantidad de países se acostumbra tener celebraciones religiosas, algunos de ellos también mezclan tradiciones culturales típicas del país. Hoy te contamos algunas de las diferentes tradiciones navideñas que hay por el mundo. Así que, sigue leyendo o consulta nuestra Maestría Internacional en Cooperación Internacional para seguir profundizando en cuestiones internacionales.

Tradiciones navideñas alrededor del mundo

Las tradiciones son costumbres, ritos, valores y normas de conducta históricamente formadas que se trasmiten de generación en generación. Son aspectos socioculturales que se heredan a lo largo del tiempo y se mantienen en la sociedad como una forma de unión entre las personas.
En Navidad existe un gran número de tradiciones populares que han surgido en diferentes países del mundo desde hace muchos años y se mantienen hoy en día. ¿Quieres saber cuáles son? Te las decimos a continuación.

Posadas mexicanas

Las posadas son una tradición importante en la cultura mexicana. Estas celebraciones inician días antes de la Navidad, aproximadamente a mitad del mes de diciembre. En ellas se hace una representación del recorrido que San José y la Virgen María hicieron hasta Belén buscando un lugar para hospedarse antes de que naciera Jesús.

Durante la procesión, los participantes prenden velas y cantan la canción que representa a las posadas, junto con algunos villancicos. La procesión termina en la casa de uno de los participantes, la cual se ha escogido con anticipación.

Árboles de Navidad, en Escandinavia

La tradición de poner un abeto en casa durante el invierno era muy común entre los europeos paganos. En Escandinavia la gente decoraba sus hogares y graneros con elementos naturales para el Año Nuevo, con la intención de protegerse de los malos espíritus. Entre los paganos la adoración de los árboles era algo muy común, y decoraban árboles vivos al aire libre con velas y ornamentos para visualizar la llegada de la primavera.

No se sabe cuándo los cristianos adoptaron los abetos como árboles de Navidad, pero las ciudades de Tallin, en Estonia, y Riga, en Letonia, fueron las primeras en documentar la existencia de un árbol público en Navidad.

Tradiciones navideñas, en Etiopía

Otros de los personajes populares de la Navidad son los reyes magos, o los tres sabios, que viajaron a Belén desde Oriente, siguiendo la estrella de Belén para rendir homenaje al Niño Jesús. Por lo general se cree que aquellos tres reyes magos procedían de Asía, Europa y Etiopía; pero muchos etíopes creen que los tres era de ahí.

Actualmente, los etíopes que siguen el calendario juliano celebran la Navidad el 7 de enero y la llaman Ganna o Genna. Muchos de ellos se visten de blanco para la ocasión y lucen la tradicional netela. Esta es una pieza de algodón con franjas de colores vivos en los extremos. Se usa como un chal o una toga, y mucha gente la lleva con un aspecto de lo más elegante.

La Quema del Diablo, en Guatemala

Durante la puesta del sol del día 7 de diciembre, la vigilia de la Fiesta de la Inmaculada Concepción, se reúnen los guatemaltecos para quemar una figura del diablo. Esta tradición empezó en el siglo XVII, cuando la gente creía que al quemar una efigie del maligno sus hogares se limpiaban de los malos espíritus y las desgracias.

Hoy la gente se reúne en las plazas y enciende una hoguera para quemar al diablo, que suele ser una piñata, a las 18:00 en punto del día 7 de diciembre. Hay puestos ambulantes que venden petardos, y mucha gente se disfraza de demonio. Se come buñuelos y ponche caliente de frutas.

Caga Tió, en Catalunya

En Navidad, los niños y las niñas catalanas le pegan a un tronco llamado «Tió de Nadal». La tradición es conocida como «fer cagar el tió» (hacer cagar al tronco), y consiste en pegarle con un palo para luego descubrir los regalos que ha «cagado».

Normalmente, se usa que los pequeños le den de comer lo que ha ido sobrando de sus platos hasta la víspera de Navidad. Aquello que no se ha comido el Tió es retirado por los padres.

El Tió de Nadal era originalmente un tronco que se quemaba en la chimenea de la casa y regalaba calor, luz, y simbólicamente, todo lo necesario para la celebración. Hoy en día trae otro tipo de regalos más materialistas.