Muchas personas anhelan encontrar la mejor manera para organizar sus horarios y aumentar su productividad. Las ganas de poder realizar todas sus tareas y estar tranquilos al mismo tiempo es uno de los objetivos principales de muchos trabajadores. Por eso, hoy te queremos contar de la técnica Pomodoro, una manera de partir el tiempo para rendir mejor y sacar todo el potencial.

¿En qué consiste la técnica Pomodoro?

La técnica Pomodoro fue creada por Francesco Cirillo y consiste en cinco pasos. A continuación, te los explicamos punto por punto.

  1. Anota en una lista las tareas que tengas que realizar ese día.
  2. Pon un cronometro en un bloque de tiempo de 25 minutos. Durante este tiempo deberás concentrarte al máximo en la primera tarea, no puedes parar ni distraerte. Si salen nuevas tareas, apúntalas en una lista.
  3. Cuando acabe ese tiempo (que se llama Pomodoro) descansa 5 minutos. Esta parada es obligatoria, no opcional. Aunque te quede poco para terminar la tarea, haz ese descanso y sigue con siguiente el Pomodoro. En este descanso puedes tomar agua, estirar el cuerpo y relajar la mente.
  4. Pasados cinco minutos, acaba el descanso y empieza el siguiente Pomodoro. Marca cuántos pomodoros usas para acabar una tarea y táchala de la lista cuando este hecha. Si acabas una tarea en los primero cinco minutos, el Pomodoro se cancela. Si tardas la mitad de 25 minutos, usa lo que queda para otras tareas o actividades que quieras realizar.
  5. Cuando tengas hechos cuatro pomodoros, descansarás 30 minutos.

¿Cuándo se puede usar la técnica?

La técnica pomodoro ayuda a mejorar el rendimiento y se recomienda ampliamente cuando se pasan muchas horas en la computadora. Los que hacen «homeoffice», los escritores, los informáticos o los diseñadores se cansan mentalmente con más frecuencia. Por eso, está técnica puede mejorar su productividad, disminuir su fatiga y aumentar su creatividad.

Sin embargo, como en todos los métodos de trabajo, no siempre se adaptan a todas las personas. Así que, hay que analizar y evaluar qué tanto nos ayuda en nuestra rutina.

Ventajas de la técnica Pomodoro

Al marcar cuántos pomodoros tardamos en hacer una tarea aumentamos nuestra capacidad de gestionar el tiempo. Además, este método nos aporta mayor motivación para acabar la actividad dentro del Pomodoro. Incluso, nos enseña a desarrollar la asertividad al poner límites y decir «no» a las distracciones. Otros beneficios de la técnica Pomodoro son:

  • Minimiza el cansancio mental.
  • Mejora la autoestima al sentirnos más productivos, concentrados y motivados.
  • Pone límites y favorece nuestra toma de decisiones al sentir mayor control sobre los ladrones del tiempo.
  • Aumenta nuestra responsabilidad al concentrarnos solo en las cosas que tienen prioridad.
  • Favorece la higiene corporal, ya que si pasamos mucho tiempo sentados, podemos levantarnos y movernos.

Ahora que el teletrabajo está en auge, probar esta técnica mejorará nuestros objetivos y metas de trabajo. ¡Inténtalo!